▶ Mejor Afeitadora

 

Comprar una mejor afeitadora es algo que se antojo difícil, debido a la considerable suma de modelos que hay en el mercado. Nuestro propósito es enseñarte todas las variables que puedes localizar al comprar, lo que significan y cómo elegir el modelo adecuado para tus necesidades.

 

Una de las principales resoluciones a la hora de obtener una nueva mejor afeitadora es optar por un modelo de láminas o uno rotativo. Las dos tienen ventajas, según el tipo de piel, el desarrollo del vello y la frecuencia de afeitado. Para guiarte a entender las diferencias entre ambas, a continuación enumeramos ciertas de sus virtudes.

Si disfrutas un afeitado limpio, es difícil superar el corte apurado de una afeitadora manual. Pero a medida que la tecnología ha mejorado, asimismo lo hicieron el rendimiento y la comodidad de las afeitadoras eléctricas. Si decides llevar a cabo el cambio, o ya eres un usuario destinado a las afeitadoras eléctricas y andas intentando encontrar una nueva, lee nuestras reseñas de las mejores.

Ahora, hemos probado y inspeccionado a fondo todas y cada una de las mejores afeitadoras eléctricas para las pretensiones de la mayoría de las personas. También hemos separado las diferencias entre las afeitadoras de láminas y las rotativas, lo que puede ayudarte a determinar el estilo que mejor se adapta a tu empleo y a tus géneros de pelo y piel.

 

Incluso la mejor afeitadora más fiable precisará en algún momento la substitución de las cuchillas, tanto si eliges una afeitadora rotativa como una de láminas. Deberías cambiarlas por lo menos una vez al año, si no antes.

Además de esto, ten presente el valor de las piezas de recambio de la mejor afeitadora, pues cuanto mucho más cueste la afeitadora en sí, más van a costar las piezas de recambio. Recuerda equilibrar el coste, en tanto que una de las razones por las que la multitud se pasa a las afeitadoras eléctricas primeramente es para minimizar el coste del uso de las cuchillas de afeitar.

Si solo te afeitas un par de veces por semana, o si tienes pelo grueso, probablemente te convenga más una afeitadora rotativa. En contraste a las afeitadoras de láminas, los cabezales de corte de las afeitadoras rotativas atrapan los pelos y los cortan, lo que puede recoger los pelos mucho más gruesos que los pequeños agujeros de las afeitadoras de láminas podrían pasar por alto. A diferencia de las afeitadoras de láminas, las rotativas se mueven con un movimiento circular. Además de esto, sus cabezales de corte altamente flexibles dejan amoldarse más de manera fácil a los contornos de la cara, la barbilla y la mandíbula.