▶ Báscula De Cocina Brabantia

 

Para el cocinero ocasional, una báscula de cocina brabantia puede parecer innecesaria, otro artilugio complicado desarrollado para separarle de su dinero y revolver sus armarios. No obstante, ¡es todo lo contrario! Las mejores básculas de cocina agilizarán la preparación de las comidas, le dejarán mejorar sus habilidades de cocción y reducirán las tareas de la cocina de un solo golpe.

 

Tanto si eres un chef experimentado como si terminas de comenzarte en la cocina, la inversión en un juego de básculas fiable suprime las conjeturas en el momento de elaborar cualquier cosa, desde pasteles y artículos horneados hasta sopas, pasta y curry, o para asegurarte de que cumples con los macros, si lo que disfrutas es contar las calorías.

Aunque las básculas tradicionales tienen la posibilidad de tener un aspecto muy atractivo en tu cocina, las básculas digitales de hoy día, como la báscula de cocina brabantia, son considerablemente más precisas que sus análogas analógicas tradicionales, con lo que aconsejamos de forma encarecida que escojas un modelo actualizado.

 

La mayor parte de las balanzas de cocina son simples de emplear y razonablemente precisas, pero si deseas algo sencillísimo que no necesite pilas, opta por una báscula mecánica. Si deseas una medición precisa y simple de leer, considera una báscula digital, como por servirnos de un ejemplo la báscula de cocina brabantia. Sea cual sea su decisión, las mediciones han de ser fáciles de leer, los controles fáciles de usar y la función de pesaje continuo ha de ser fiable y funcionar como promete.

La función de tara sencillamente pone la balanza a cero. Puede poner un bol en la balanza, usar la función de tara para poner la balanza a cero y, ahora, medir los elementos en el bol, de modo que solo se pesen los ingredientes y no el bol.

Ciertas balanzas de cocina vienen con un bol ligero o una jarra medidora, que son útiles y prácticos, sobre todo cuando se usa la función de tara (véase más arriba) con elementos pesados (es menos probable que se alcance la capacidad máxima antes de finalizar de pesar). Ciertas balanzas vienen sin cuenco, así que deberás estimar lo que tienes en tu armario. Busca un bol rápido con una base pequeña pero con un borde ancho y un labio para verter.

Puede pesar líquidos en cualquier báscula de cocina brabantia con lectura en kilogramos siempre que tengan una densidad afín a la del agua. Utiliza la función de medición de líquidos, si está libre, para pesar líquidos que tengan una consistencia diferente a la del agua, como la miel o el aceite.