▶ Salter Heston Báscula De Cocina ElectróNica Dual En Acero 10 Kg

 

Las balanzas digitales de cocina están disponibles en varios diseños distintas. Las básculas llanas son las más extendidas y tienen el mismo aspecto que las básculas de baño convencionales. Tienen un diseño muy elegante y aerodinámico y suelen ocupar un espacio mínimo. Sin embargo, ciertos modelos cuentan con una plataforma central elevada donde se puede poner un bol o elementos, y también están las básculas que vienen con su bol o bandeja. Sea cual sea el tipo que escojas, todos y cada uno de los modelos traen un display LCD que debe ser clara y fácil de leer. Muchos modelos pesan los elementos al gramo, pero algunos tienen la posibilidad de aun enseñar pesos de hasta una fracción de gramo.

 

Tanto en el caso de que seas un chef experimentado tal y como si acabas de comenzarte en la cocina, la inversión en un juego de básculas confiable elimina las conjeturas a la hora de preparar cualquier cosa, desde pasteles y productos horneados hasta sopas, pasta y curry, o para cerciorarte de que cumples con los macros, si lo que te gusta es contar las calorías.

Las balanzas digitales son mucho más sensibles y se puede confiar en ellas hasta el gramo, por lo que sus recetas tienen mucho más opciones de éxito. Además de esto, suelen ser mucho más pequeñas, sin necesidad de enormes cuencos ni pesas, lo que posibilita su almacenaje.

 

La mayor parte de las balanzas de cocina son fáciles de usar y razonablemente exactas, pero si quieres algo muy sencillo que no necesite pilas, opta por una báscula mecánica. Si deseas una medición precisa y fácil de leer, considera una báscula digital, como por servirnos de un ejemplo la salter heston báscula de cocina electrónica dual en acero 10 kg. Sea como sea su decisión, las mediciones han de ser fáciles de leer, los controles simples de usar y la función de pesaje continuo debe ser confiable y marchar como promete.

Es conveniente que la plataforma sea suficientemente grande para contener la mayor parte de los elementos, pero no es un delito que algunos cuelguen por el del costado, siempre que estén equilibrados y centrados en la interfaz y que se pueda ver la lectura.

Algunas balanzas de cocina traen un bol ligero o una jarra medidora, que son útiles y prácticos, especialmente cuando se usa la función de tara (véase mucho más arriba) con ingredientes pesados (es menos posible que se alcance la capacidad máxima antes de terminar de pesar). Ciertas balanzas vienen sin cuenco, así que tendrás que estimar lo que tienes en tu armario. Busca un bol rápido con una base pequeña pero con un borde ancho y un labio para verter.

Puede pesar líquidos en cualquier salter heston báscula de cocina electrónica dual en acero 10 kg con lectura en kilogramos siempre que tengan una consistencia similar a la del agua. Utiliza la función de medición de líquidos, si está libre, para pesar líquidos que tengan una consistencia diferente a la del agua, como la miel o el aceite.