▶ Calefactor Electrico Laboratorio

Comprar el calentador eléctrico equivocado te dejará frío, intranquilo y preguntándote por qué razón has malgastado tu dinero. Te ayudaremos a elegir el más destacable calefactor electrico laboratorio para tus necesidades y tu presupuesto. En el artículo te informaremos sobre los pros y los contras de los diferentes tipos de radiadores eléctricos, sus principales características, así como los costes energéticos, la seguridad y considerablemente más. Asimismo hemos escogido una selección de los mejores calefactores eléctricos que hemos probado. Sólo los calefactores eléctricos que calientan rápidamente, mantienen la temperatura de la habitación permanente y no amontonan gigantes facturas de energía son suficientemente buenos para ser recomendados por nuestros expertos.

 

Si te preocupa el ahorro de energía y quieres sostener unos costes de calefacción bajos, es una buena idea cotejar la eficacia antes de elegir un calefactor electrico laboratorio. A pesar de que los radiadores eléctricos portátiles carecen hoy en día de un nivel de eficacia estándar como las clasificaciones EER que están en los sistemas de aire acondicionado portátiles, los costes de funcionamiento de los radiadores son fáciles de calcular mediante una sencilla fórmula. Para evitar que sus facturas eléctricas se disparen, es requisito seleccionar el calefactor de bajo consumo adecuado para su ambiente y el tamaño de su espacio. Además de esto, las características especiales, como los modos de ahorro de energía, los termostatos graduables, la baja capacidad y los temporizadores programables, ayudan a minimizar la utilización de energía y contribuyen a un desempeño económico.

La mayor parte son ligeros, con lo que pueden moverse de manera fácil de una habitación a otra. Los modelos más pesados acostumbran a tener un asa de transporte o remolque y ruedas que dejan desplazarlos fácilmente. Todos los calefactores portátiles que hemos probado y analizado funcionan con la red eléctrica. La mayor parte tiene un cable de más de 1,5 metros, lo que permite una mayor elasticidad en el momento de poner el radiador en una habitación. Los mucho más pequeños y rápidos son especiales si tienes una caravana o una vivienda móvil inteligente.

 

Los costes de funcionamiento de los radiadores portátiles pueden ser realmente bajos. Un calefactor electrico laboratorio de 3 kW que funcione a la máxima capacidad a lo largo de una hora consumirá unos 3 kW de electricidad, lo que piensa un coste de 49,2 céntimos. Por lo general, cuanto mayor sea la capacidad, más costoso será el desempeño del radiador. Pero si escoges un calefactor de alta potencia que ardiente tu habitación rápidamente y después se apague, consumirá menos electricidad que un radiador que tarde mucho más en calentar tu habitación.

Nuestros expertos realizan pruebas de laboratorio a los radiadores eléctricos para saber exactamente cuánto tardan en calentar una habitación, su aptitud para mantener la temperatura y su impacto en la factura eléctrica. Solo los radiadores eléctricos que calientan de manera rápida, traje y accesible tienen la posibilidad de considerarse como una inusual compra.