▶ Escurreplatos 2 Niveles

 

Para algunos, la mejor parte de lavar los platos a mano es ver de qué forma se secan todos y cada uno de los platos, utensilios y vasos pues quiere decir que has terminado el trabajo. Pero tanto si amas tal y como si detestas esta tarea, si tienes un lavavajillas o no (recuerda que no todos y cada uno de los platos son aptos para el lavaplatos ), precisas un buen escurreplatos 2 niveles que logre secar tus platos y que no deje charcos de agua por toda la encimera. Al final de cuenta, probablemente lo uses a diario. Y si tiene un espacio con limite para secar los platos en la encimera, tener uno que logre ponerse en el fregadero o que se logre doblar y esconder de manera fácil puede evitar que se estruje las manos con la vajilla.

 

Un escurreplatos 2 niveles sobre el fregadero puede ser la solución. En el momento en que la vajilla se humedece, puede producirse moho e inclusive poner en riesgo la salud. De ahí que, tener el escurreplatos conveniente es vital, pero también un tanto difícil. Tienes que pensar en toda clase de causantes, como el material, el diseño y el tamaño. Entonces, considera si deseas que drene o recoja el agua de escorrentía.

Pero el mayor inconveniente puede ser dónde poner el escurreplatos 2 niveles en tu cocina minimalista. No desearás revolver tus encimeras. Así que es hora de mudar a un escurreplatos sobre el fregadero.

Un escurreplatos versátil se adapta bien a distintas ocasiones. Ciertos son ampliables, ofreciendo más espacio en el momento en que tiene más platos que secar. Otros tienen un estante para platos que se pliega para acomodar las cacerolas. Otros dejan sacar distintas elementos del escurridor, como el porta cubiertos o el portavasos, en función de sus pretensiones.

 

Antes de comprar, ten en cuenta que no se habla sólo de su apariencia, sino que tienes que pensar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si acostumbras a fregar bastante, un escurreplatos de dos pisos te evitará ocupar demasiado espacio. O, si solo necesitas escurrir tazas y vasos, a veces un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavavajillas, solo necesitarás espacio para todo lo que no sea apto para lavaplatos (si bien contribuye a tener bastante espacio para una carga completa en el momento en que el lavaplatos ahora está lleno).

Los escurreplatos metálicos tienden a ser más abiertos, lo que permite que el aire circule para secar los elementos mucho más de manera rápida. Asimismo proponen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, por lo que deberían permanecer seguros mientras se secan. Uno de los problemas del metal es que puede rayar los objetos delicados, como sartenes o platos destacables. O sea especialmente cierto en el caso del acero inoxidable, que es más recio y no posee elasticidad.