▶ Escurreplatos 85 Cm

 

Un escurreplatos 85 cm es un factor fundamental en la cocina, pero con frecuencia se pasa por alto. Pero localizar el escurreplatos adecuado puede ser un reto engañoso. Singularmente cuando se tiene una cocina pequeña y un espacio limitado en la encimera.

 

Primeramente, debes tener en cuenta el tamaño de tu hogar. Si tu familia es de 2 personas, puedes conformarte con un pequeño estante sólido. Pero si tienes más de 5 personas en tu casa, tendrás que buscar modelos más enormes. También debes tener en consideración la frecuencia con la que cocinas y lavas los platos. Además de esto, si te gusta ordenar cenas o cocinar, precisarás toda la aptitud que consigas conseguir.

El mejor escurreplatos 85 cm sobre el fregadero te ahorrará espacio y simplificará el lavado de los platos. Maximiza la aptitud de la vajilla y disminuye el espacio que ocupa. Te aportará tranquilidad : no desearás meditar demasiado en una labor que realizas a diario.

Si tienes ranuras al lado de tu fregadero, probablemente no precises un sistema de desagüe. Puedes poner el escurridor de platos al lado del fregadero y dejar que el agua gotee en las ranuras y fluya hacia el fregadero. Si tienes un espacio liso en la encimera a ambos lados del fregadero, conviértete en con un escurridor con sistema de desagüe. De esta manera evitarás que se forme un lío de agua en la encimera, que puede dañarla.

 

Antes de comprar, ten presente que no se trata sólo de su aspecto, sino debes pensar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si sueles fregar mucho, un escurreplatos de dos pisos te evitará ocupar bastante espacio. O, si sólo precisas chorrear tazas y vasos, a veces un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavaplatos, solo necesitarás espacio para todo cuanto no sea apto para lavaplatos (aunque asiste para tener suficiente espacio para una carga completa cuando el lavavajillas ahora está lleno).

Tienes que buscar un escurreplatos 85 cm que sea duradero, simple de limpiar y que requiera poco cuidado. Además, no debería oxidarse, descolorarse o desfigurarse transcurrido un tiempo. Los escurreplatos de plástico suelen ser más económicos, pero de manera frecuente son más enclenques y no duran bastante.