▶ Escurreplatos Acero Inox

 

Un escurreplatos acero inox da un lugar para secar los platos antes de guardarlos. Un óptimo escurridor de platos, o estante de secado, debe proveer bastante espacio para los diferentes cubiertos y un simple drenaje para evitar el caos en su mostrador. En esta guía de compra, repasamos los más destacados escurreplatos que puedes obtener online y te damos algunos consejos para elegir el más destacable escurreplatos según las necesidades de tu cocina.

 

Primeramente, tienes que tener en consideración el tamaño de tu hogar. Si tu familia es de 2 personas, puedes conformarte con un pequeño estante compacto. Pero si tienes más de 5 personas en tu casa, tendrás que buscar modelos mucho más enormes. Asimismo tienes que tener en cuenta la continuidad con la que cocinas y lavas los platos. Además, si disfrutas ordenar cenas o cocinar, precisarás toda la capacidad que puedas conseguir.

El mejor escurreplatos acero inox sobre el fregadero te ahorrará espacio y simplificará el lavado de los platos. Maximiza la capacidad de la vajilla y disminuye el espacio que ocupa. Te aportará tranquilidad : no querrás meditar bastante en una labor que realizas a diario.

Un escurreplatos versátil se adapta bien a diferentes ocasiones. Algunos son ampliables, proporcionando más espacio en el momento en que tiene más platos que secar. Otros tienen un estante para platos que se pliega para ordenar las cacerolas. Otros permiten retirar distintas elementos del escurridor, como el porta cubiertos o el portavasos, en función de sus pretensiones.

 

Al conseguir un escurreplatos acero inox se trata de algo más que la aptitud. ¿Cuánto espacio ocupa el escurreplatos? Asegúrate de que has medido bien tu fregadero y tu encimera antes de comprarlo. Algunos escurreplatos tienen un diseño capaz que les permite albergar mucho más de lo que cabría aguardar en un espacio achicado. Al tiempo que otros escurreplatos no son tan prácticos, así que cerciórate de mirar con ojo crítico.

Los escurreplatos metálicos suelen ser más abiertos, lo que permite que el aire circule para secar los elementos mucho más velozmente. Asimismo ofrecen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, por lo que deberían mantenerse seguros mientras se secan. Entre los inconvenientes del metal es que puede rayar los objetos delicados, como sartenes o platos particulares. Esto es en especial cierto en la situacion del acero inoxidable, que es mucho más recio y no posee flexibilidad.