▶ Escurreplatos Acero Inoxidable Dos Pisos

 

Un escurreplatos acero inoxidable dos pisos es un elemento fundamental en la cocina, pero a menudo se pasa por alto. Pero localizar el escurreplatos adecuado puede ser un reto engañoso. Especialmente en el momento en que se tiene una cocina pequeña y un espacio con limite en la encimera.

 

Un escurreplatos acero inoxidable dos pisos sobre el fregadero puede ser la solución. Cuando la vajilla se moja, puede generarse moho e inclusive poner en peligro la salud. Por eso, tener el escurreplatos adecuado es escencial, pero asimismo un tanto complicado. Debes pensar en todo tipo de factores, como el material, el diseño y el tamaño. Luego, considera si deseas que drene o recoja el agua de escorrentía.

Si vives solo o con tu pareja, es probable que poseas menos platos que lavar. En ese caso, un escurridor de platos más pequeño será suficiente. Sin embargo, si se trata de una familia, deberías comprar un escurreplatos grande en el que quepan con comodidad varios platos, tazas y cubiertos. Algunos escurreplatos asimismo ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Los diferentes escurreplatos tienen diferentes sistemas de drenaje. Algunos tienen una tabla debajo del escurridor que se inclina por un lado para dirigir el agua hacia el fregadero. Otros tienen un pico que se puede abrir para dejar salir el agua.

 

Al comprar un escurreplatos acero inoxidable dos pisos se trata de algo mucho más que la aptitud. ¿Cuánto espacio ocupa el escurreplatos? Asegúrate de que has medido bien tu fregadero y tu encimera antes de comprarlo. Algunos escurreplatos tienen un diseño capaz que les permite albergar más de lo que cabría esperar en un espacio achicado. Al paso que otros escurreplatos no son tan prácticos, así que cerciórate de ver con ojo crítico.

Debes buscar un escurreplatos acero inoxidable dos pisos que sea duradero, fácil de limpiar y que requiera poco mantenimiento. Además, no debería oxidarse, descolorarse o desfigurarse con el tiempo. Los escurreplatos de plástico tienden a ser mucho más económicos, pero a menudo son mucho más endebles y no duran mucho.