▶ Escurreplatos Bandeja Plastico

 

Un escurreplatos bandeja plastico es un factor fundamental en la cocina, pero de manera frecuente se pasa por alto. Pero conseguir el escurreplatos conveniente puede ser un reto engañoso. Singularmente cuando se tiene una cocina pequeña y un espacio con limite en la encimera.

 

Un escurreplatos bandeja plastico sobre el fregadero puede ser la solución. Cuando la vajilla se moja, puede producirse moho e inclusive poner en riesgo la salud. Por eso, tener el escurreplatos conveniente es vital, pero también un tanto difícil. Debes pensar en todo tipo de causantes, como el material, el diseño y el tamaño. Entonces, considera si quieres que drene o recoja el agua de escorrentía.

Pero el mayor problema puede ser dónde colocar el escurreplatos bandeja plastico en tu cocina minimalista. No desearás desordenar tus encimeras. Conque es hora de mudar a un escurreplatos sobre el fregadero.

Si tienes ranuras junto a tu fregadero, probablemente no precises un sistema de desagüe. Puedes colocar el escurridor de platos al lado del fregadero y dejar que el agua gotee en las ranuras y se mueva hacia el fregadero. Si tienes un espacio liso en la encimera a los dos lados del fregadero, conviértete en con un escurridor con sistema de desagüe. Así evitarás que se forme un embrollo de agua en la encimera, que puede dañarla.

 

Al conseguir un escurreplatos bandeja plastico se trata de algo mucho más que la aptitud. ¿Cuánto espacio ocupa el escurreplatos? Cerciórate de que has medido bien tu fregadero y tu encimera antes de adquirirlo. Ciertos escurreplatos tienen un diseño capaz que les permite albergar mucho más de lo que cabría esperar en un espacio achicado. Mientras que otros escurreplatos no son tan prácticos, así que asegúrate de mirar con ojo crítico.

Los escurreplatos metálicos tienden a ser más libres, lo que permite que el aire circule para secar los objetos mucho más de manera rápida. También ofrecen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, con lo que deberían permanecer seguros mientras que se secan. Entre los problemas del metal es que puede rayar los elementos frágiles, como sartenes o platos especiales. O sea especialmente cierto en el caso del acero inoxidable, que es más rígido y no posee flexibilidad.