▶ Escurreplatos Barcelona

 

Para muchos, la mejor parte de lavar los platos a mano es ver de qué forma se secan todos los platos, utensilios y vasos por el hecho de que significa que has terminado el trabajo. Pero tanto si amas tal y como si detestas esta labor, si tienes un lavavajillas o no (recuerda que no todos los platos están permitidos para el lavavajillas ), precisas un óptimo escurreplatos barcelona que logre secar tus platos y que no deje charcos de agua por toda la encimera. Al fin y al cabo, probablemente lo uses todos los días. Y si tiene un espacio limitado para secar los platos en la encimera, tener uno que logre colocarse en el fregadero o que se logre doblar y ocultar fácilmente puede evitar que se estruje las manos con la vajilla.

 

Entonces, ¿qué hay que buscar en este escurreplatos barcelona imprescindible de la cocina? Bueno, en primer lugar, hay opciones para emplear sobre una zona de escurrido que existe, pero hemos incluido algunas opciones estupendas si su fregadero no posee tabla de secado. A continuación, debes tener en consideración si vas a dejar su nueva rejilla de secado junto al fregadero o quieres una que se pliegue. Si es lo primero, el aspecto es una cuenta importante.

Si vives solo o con tu pareja, probablemente poseas menos platos que lavar. En un caso así, un escurridor de platos mucho más pequeño será suficiente. Sin embargo, si hablamos de una familia, deberías adquirir un escurreplatos grande en el que quepan de manera cómoda varios platos, tazas y cubiertos. Algunos escurreplatos también ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Los diferentes escurreplatos tienen diferentes sistemas de drenaje. Algunos tienen una tabla bajo el escurridor que se inclina por un lado para dirigir el agua hacia el fregadero. Otros tienen un pico que se puede abrir para dejar salir el agua.

 

Al comprar un escurreplatos barcelona hablamos de algo mucho más que la capacidad. ¿Cuánto espacio ocupa el escurreplatos? Asegúrate de que has medido bien tu fregadero y tu encimera antes de comprarlo. Algunos escurreplatos tienen un diseño capaz que les permite albergar mucho más de lo que cabría aguardar en un espacio achicado. Al tiempo que otros escurreplatos no son tan prácticos, conque cerciórate de mirar con ojo crítico.

Los escurreplatos metálicos tienden a ser más abiertos, lo que deja que el aire circule para secar los elementos más rápidamente. Asimismo ofrecen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, con lo que deberían permanecer seguros mientras se secan. Entre los problemas del metal es que puede rayar los objetos delicados, como sartenes o platos especiales. Esto es singularmente cierto en el caso del acero inoxidable, que es más recio y no posee elasticidad.