▶ Escurreplatos Bonito

 

Tanto si estas buscando funcionalidad como si deseas algo que combine con el aspecto de tu cocina, hemos elegido los más destacados escurreplatos y escurridores para que lavar los platos sea lo más simple viable. Vea nuestras mejores selecciones ahora, con nuestro producto estrella, el escurreplatos bonito.

 

En primer lugar, tienes que tener en cuenta el tamaño de tu hogar. Si tu familia es de 2 personas, puedes conformarte con un pequeño estante compacto. Pero si tienes mucho más de 5 personas en tu casa, tendrás que buscar modelos mucho más enormes. Asimismo debes tener en cuenta la frecuencia con la que cocinas y lavas los platos. Además de esto, si te gusta ordenar cenas o cocinar, precisarás toda la aptitud que logres hallar.

Si vives solo o con tu pareja, es probable que tengas menos platos que lavar. En ese caso, un escurridor de platos mucho más pequeño va a ser suficiente. No obstante, si hablamos de una familia, deberías comprar un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda múltiples platos, tazas y cubiertos. Ciertos escurreplatos asimismo ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Un escurreplatos polivalente se amolda bien a diferentes ocasiones. Algunos son extensibles, ofreciendo más espacio cuando tiene más platos que secar. Otros tienen un estante para platos que se pliega para ordenar las cacerolas. Otros permiten sacar distintas componentes del escurridor, como el porta cubiertos o el portavasos, en función de sus necesidades.

 

Al conseguir un escurreplatos bonito se trata de algo mucho más que la capacidad. ¿Cuánto espacio ocupa el escurreplatos? Asegúrate de que has medido bien tu fregadero y tu encimera antes de comprarlo. Ciertos escurreplatos tienen un diseño capaz que les deja albergar mucho más de lo que cabría aguardar en un espacio reducido. Mientras que otros escurreplatos no son tan prácticos, así que asegúrate de mirar con ojo crítico.

Tienes que buscar un escurreplatos bonito que sea duradero, simple de adecentar y que requiera poco cuidado. Además de esto, no debería oxidarse, descolorarse o desfigurarse transcurrido un tiempo. Los escurreplatos de plástico suelen ser mucho más económicos, pero de forma frecuente son más endebles y no duran bastante.