▶ Escurreplatos Camping

 

Tanto si buscas ocupación como si deseas algo que mezcle con el aspecto de tu cocina, hemos elegido los mejores escurreplatos y escurridores a fin de que lavar los platos sea lo mucho más simple viable. Vea nuestras mejores selecciones a continuación, con nuestro producto estrella, el escurreplatos camping.

 

Entonces, ¿qué hay que buscar en este escurreplatos camping imprescindible de la cocina? Bueno, en primer lugar, hay opciones para utilizar sobre una zona de escurrido existente, pero hemos incluido ciertas opciones estupendas si su fregadero no tiene tabla de secado. Ahora, tienes que tener en cuenta si vas a dejar su nueva reja de secado junto al fregadero o deseas una que se pliegue. Si es lo primero, el aspecto es una cuenta importante.

Si vives solo o con tu pareja, es probable que poseas menos platos que lavar. En un caso así, un escurridor de platos mucho más pequeño va a ser suficiente. Sin embargo, si se trata de una familia, deberías adquirir un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda varios platos, tazas y cubiertos. Ciertos escurreplatos asimismo ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Los distintos escurreplatos tienen distintas sistemas de drenaje. Algunos tienen una tabla bajo el escurridor que se inclina por un lado para dirigir el agua hacia el fregadero. Otros tienen un pico que se puede abrir para dejar salir el agua.

 

Antes de comprar, ten presente que no se trata solo de su apariencia, sino que tienes que meditar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si sueles fregar mucho, un escurreplatos de dos pisos te evitará ocupar demasiado espacio. O, si sólo precisas chorrear tazas y vasos, a veces un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavavajillas, solo precisarás espacio para todo lo que no sea capaz para lavavajillas (aunque ayuda a tener bastante espacio para una carga completa cuando el lavavajillas ya está lleno).

Tienes que buscar un escurreplatos camping que sea duradero, simple de limpiar y que requiera poco mantenimiento. Además, no debería oxidarse, decolorarse o deformarse transcurrido el tiempo. Los escurreplatos de plástico suelen ser mucho más económicos, pero de forma frecuente son más enclenques y no duran mucho.