▶ Escurreplatos Casa Viva

 

Un escurreplatos casa viva proporciona un espacio para secar los platos antes de guardarlos. Un buen escurridor de platos, o estante de secado, debe proporcionar bastante espacio para los diferentes cubiertos y un simple drenaje para evitar el desorden en su mostrador. En esta guía de compra, volvimos a ver los mejores escurreplatos que puedes obtener online y te damos algunos consejos para seleccionar el más destacable escurreplatos según las pretensiones de tu cocina.

 

Entonces, ¿qué hay que buscar en este escurreplatos casa viva imprescindible de la cocina? Bueno, primeramente, hay opciones para emplear sobre una zona de escurrido existente, pero hemos incluido algunas opciones estupendas si su fregadero no posee tabla de secado. A continuación, debes tener en cuenta si vas a dejar su novedosa reja de secado al lado del fregadero o deseas una que se pliegue. Si es lo primero, el aspecto es una cuenta importante.

Si vives solo o con tu pareja, es probable que poseas menos platos que lavar. En un caso así, un escurridor de platos mucho más pequeño será suficiente. Sin embargo, si se trata de una familia, deberías conseguir un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda varios platos, tazas y cubiertos. Algunos escurreplatos asimismo proponen un espacio para secar ollas y sartenes.

Si tienes ranuras al lado de tu fregadero, probablemente no necesites un sistema de desagüe. Puedes poner el escurridor de platos al lado del fregadero y dejar que el agua gotee en las ranuras y fluya hacia el fregadero. Si tienes un espacio liso en la encimera a los dos lados del fregadero, conviértete en con un escurridor con sistema de desagüe. De este modo evitarás que se forme un embrollo de agua en la encimera, que puede dañarla.

 

Para esos a los que les agrada que su cocina parezca una salón de exposiciones, un escurreplatos plegable le dejará fingir que la colada jamás existió una vez que se haya secado. Además de esto, los plegables son menos propensos a la acumulación de cal o suciedad, puesto que no quedan con agua atascada después de almacenar la vajilla.

Las rejillas metálicas son fuertes y suelen ser más finas, pero busca una que no se corroa, en tanto que al final de cuenta va a tener agua encima. Los estantes de plástico son muy fáciles de adecentar, conque si optas por el plástico, busca una oferta perdurable que esté llevada a cabo para durar.