▶ Escurreplatos Plegable Inox

 

Un escurreplatos plegable inox es un factor esencial en la cocina, pero a menudo se pasa por prominente. Pero localizar el escurreplatos adecuado puede ser un reto engañoso. En especial cuando se tiene una cocina pequeña y un espacio con limite en la encimera.

 

Un escurreplatos plegable inox sobre el fregadero puede ser la solución. En el momento en que la vajilla se humedece, puede producirse moho e inclusive poner en riesgo la salud. De ahí que, tener el escurreplatos adecuado es vital, pero también un poco complicado. Debes meditar en todo tipo de factores, como el material, el diseño y el tamaño. Luego, considera si quieres que drene o recoja el agua de escorrentía.

Si vives solo o con tu pareja, probablemente tengas menos platos que lavar. En ese caso, un escurridor de platos más pequeño va a ser bastante. Sin embargo, si se trata de una familia, deberías comprar un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda múltiples platos, tazas y cubiertos. Ciertos escurreplatos también ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Un escurreplatos versátil se amolda bien a distintas ocasiones. Ciertos son ampliables, ofreciendo más espacio cuando tiene más platos que secar. Otros tienen un estante para platos que se pliega para ordenar las cacerolas. Otros permiten retirar distintas elementos del escurridor, como el porta cubiertos o el portavasos, en función de sus pretensiones.

 

Antes de comprar, ten en cuenta que no se habla sólo de su aspecto, sino debes pensar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si sueles fregar bastante, un escurreplatos de dos pisos te evitará ocupar bastante espacio. O, si solo precisas escurrir tazas y vasos, en ocasiones un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavaplatos, solo precisarás espacio para todo cuanto no sea apto para lavavajillas (aunque contribuye a tener suficiente espacio para una carga completa en el momento en que el lavavajillas ahora está lleno).

Las rejillas metálicas son fuertes y tienden a ser mucho más finas, pero busca una que no se corroa, puesto que al final de cuenta tendrá agua encima. Los aparadores de plástico son muy fáciles de limpiar, así que si optas por el plástico, busca una oferta perdurable que esté hecha para perdurar.