▶ Escurreplatos Plegable PequeñO

 

Un escurreplatos plegable pequeño da un lugar para secar los platos antes de guardarlos. Un óptimo escurridor de platos, o estante de secado, debe proporcionar bastante espacio para los distintos cubiertos y un simple drenaje para evitar el caos en su mostrador. En esta guía de compra, volvimos a ver los mejores escurreplatos que puedes comprar online y te ofrecemos ciertos avisos para escoger el más destacable escurreplatos según las pretensiones de tu cocina.

 

Entonces, ¿qué hay que buscar en este escurreplatos plegable pequeño imprescindible de la cocina? Bueno, primeramente, hay opciones para utilizar sobre una región de escurrido existente, pero hemos incluido ciertas opciones estupendas si su fregadero no tiene tabla de secado. A continuación, tienes que tener en consideración si vas a dejar su nueva reja de secado al lado del fregadero o quieres una que se pliegue. Si es lo primero, el aspecto es una consideración esencial.

Si vives solo o con tu pareja, probablemente poseas menos platos que lavar. En un caso así, un escurridor de platos más pequeño va a ser suficiente. No obstante, si se trata de una familia, deberías adquirir un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda múltiples platos, tazas y cubiertos. Algunos escurreplatos también ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Si tienes ranuras al lado de tu fregadero, probablemente no necesites un sistema de desagüe. Puedes colocar el escurridor de platos junto al fregadero y dejar que el agua gotee en las ranuras y se mueva hacia el fregadero. Si tienes un espacio liso en la encimera a los dos lados del fregadero, hazte con un escurridor con sistema de desagüe. De esta forma evitarás que se forme un lío de agua en la encimera, que puede dañarla.

 

Para aquellos a los que les gusta que su cocina parezca una sala de exposiciones, un escurreplatos plegable le dejará fingir que la colada nunca existió cuando se haya secado. Además, los plegables son menos propensos a la acumulación de cal o mugre, en tanto que no quedan con agua atascada tras guardar la vajilla.

Las rejillas metálicas son fuertes y suelen ser más finas, pero busca una que no se corroa, puesto que al fin y al cabo va a tener agua encima. Los estantes de plástico son muy simples de adecentar, así que si optas por el plástico, busca una oferta perdurable que esté llevada a cabo para perdurar.