▶ Escurreplatos Practico

 

Un escurreplatos practico proporciona un lugar para secar los platos antes de guardarlos. Un óptimo escurridor de platos, o estante de secado, debe proveer mucho espacio para los diferentes cubiertos y un simple drenaje para eludir el desorden en su mostrador. En esta guía de compra, repasamos los más destacados escurreplatos que puedes comprar en línea y te damos ciertos avisos para elegir el mejor escurreplatos según las necesidades de tu cocina.

 

En primer lugar, debes tomar en consideración el tamaño de tu hogar. Si tu familia es de 2 personas, puedes conformarte con un pequeño estante compacto. Pero si tienes más de 5 personas en tu casa, deberás buscar modelos mucho más grandes. También tienes que tomar en consideración la frecuencia con la que cocinas y lavas los platos. Además de esto, si disfrutas organizar cenas o cocinar, necesitarás toda la capacidad que logres hallar.

El más destacable escurreplatos practico sobre el fregadero te ahorrará espacio y simplificará el lavado de los platos. Maximiza la capacidad de la vajilla y reduce el espacio que ocupa. Te aportará calma : no querrás meditar bastante en una labor que realizas a diario.

Los distintos escurreplatos tienen diferentes sistemas de drenaje. Ciertos tienen una tabla debajo del escurridor que se inclina por un lado para dirigir el agua hacia el fregadero. Otros tienen un pico que se puede abrir para dejar salir el agua.

 

Para aquellos a los que les gusta que su cocina parezca una sala de exposiciones, un escurreplatos plegable le dejará fingir que la colada jamás existió en el momento en que se haya secado. Además, los plegables son menos propensos a la acumulación de cal o mugre, puesto que no quedan con agua atascada tras almacenar la vajilla.

Los escurreplatos metálicos suelen ser más libres, lo que permite que el aire circule para secar los objetos más rápidamente. También proponen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, por lo que deberían permanecer seguros mientras se secan. Uno de los problemas del metal es que puede rayar los objetos delicados, como sartenes o platos especiales. O sea singularmente cierto en el caso del acero inoxidable, que es mucho más recio y no posee flexibilidad.