▶ Escurreplatos Rayen

 

Un escurreplatos rayen es un elemento fundamental en la cocina, pero con frecuencia se pasa por alto. Pero encontrar el escurreplatos adecuado puede ser un reto engañoso. Singularmente cuando se tiene una cocina pequeña y un espacio con limite en la encimera.

 

En primer lugar, tienes que tomar en consideración el tamaño de tu hogar. Si tu familia es de 2 personas, puedes conformarte con un pequeño estante compacto. Pero si tienes más de 5 personas en tu casa, tendrás que buscar modelos mucho más enormes. También debes tener en consideración la continuidad con la que cocinas y lavas los platos. Además, si disfrutas organizar cenas o cocinar, necesitarás toda la capacidad que consigas conseguir.

Pero el mayor inconveniente puede ser dónde poner el escurreplatos rayen en tu cocina minimalista. No desearás desordenar tus encimeras. Conque es hora de mudar a un escurreplatos sobre el fregadero.

Si tienes ranuras al lado de tu fregadero, probablemente no precises un sistema de desagüe. Puedes colocar el escurridor de platos al lado del fregadero y dejar que el agua gotee en las ranuras y se mueva hacia el fregadero. Si tienes un espacio liso en la encimera a los dos lados del fregadero, hazte con un escurridor con sistema de desagüe. De esta manera evitarás que se forme un lío de agua en la encimera, que puede dañarla.

 

Para aquellos a los que les gusta que su cocina parezca una salón de exposiciones, un escurreplatos plegable le permitirá fingir que la colada jamás existió una vez que se haya secado. Además, los plegables son menos propensos a la acumulación de cal o mugre, puesto que no quedan con agua estancada tras almacenar la vajilla.

Las rejillas metálicas son fuertes y suelen ser mucho más finas, pero busca una que no se corroa, en tanto que al fin y al cabo tendrá agua encima. Los estantes de plástico son muy fáciles de adecentar, conque si optas por el plástico, busca una oferta duradera que esté hecha para durar.