▶ Escurreplatos Rusticos

 

Cada día de nuestra vida trae consigo novedosas actividades, desafíos y otras tareas que acostumbramos a hacer de forma rutinaria. Lavar los platos y secarlos, usando una toalla, un trozo de tela o dejando que se sequen solos, son algunas de las actividades que son ineludibles, exactamente la misma comer y dormir.¿Cómo puedes asegurarte de que tus platos estén limpios, secos y preparados para ser empleados la próxima vez que prepares una comida? Pues bien, el más destacable escurreplatos rusticos resulta realmente útil.

 

Un escurreplatos rusticos sobre el fregadero puede ser la solución. Cuando la vajilla se moja, puede generarse moho e incluso poner en riesgo la salud. Por eso, tener el escurreplatos adecuado es vital, pero también un poco difícil. Tienes que meditar en todo tipo de componentes, como el material, el diseño y el tamaño. Luego, considera si deseas que drene o recoja el agua de escorrentía.

El más destacable escurreplatos rusticos sobre el fregadero te ahorrará espacio y simplificará el lavado de los platos. Maximiza la aptitud de la vajilla y reduce el espacio que ocupa. Te aportará tranquilidad : no desearás meditar demasiado en una labor que realizas a diario.

Un escurreplatos versátil se amolda bien a distintas ocasiones. Algunos son ampliables, ofreciendo más espacio en el momento en que tiene mucho más platos que secar. Otros tienen un estante para platos que se pliega para ordenar las cacerolas. Otros dejan retirar diferentes componentes del escurridor, como el porta cubiertos o el portavasos, en función de sus pretensiones.

 

Antes de comprar, ten presente que no se trata sólo de su aspecto, sino que debes meditar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si acostumbras a fregar mucho, un escurreplatos de 2 pisos te evitará ocupar demasiado espacio. O, si sólo necesitas escurrir tazas y vasos, en ocasiones un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavaplatos, sólo precisarás espacio para todo lo que no sea capaz para lavaplatos (si bien asiste para tener bastante espacio para una carga completa en el momento en que el lavavajillas ya está lleno).

Los escurreplatos metálicos suelen ser mucho más abiertos, lo que permite que el aire circule para secar los objetos más de forma rápida. Asimismo ofrecen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, por lo que deberían mantenerse seguros mientras se secan. Entre los problemas del metal es que puede rayar los elementos frágiles, como sartenes o platos particulares. Esto es singularmente cierto en la situacion del acero inoxidable, que es mucho más rígido y no tiene flexibilidad.