▶ Escurreplatos Zara Home

 

Para muchos, la mejor parte de lavar los platos a mano es ver cómo se secan todos y cada uno de los platos, utensilios y vasos por el hecho de que significa que has terminado el trabajo. Pero tanto si amas tal y como si odias esta labor, si tienes un lavaplatos o no (recuerda que no todos los platos están permitidos para el lavaplatos ), precisas un buen escurreplatos zara home que logre secar tus platos y que no deje charcos de agua por toda la encimera. Al fin y al cabo, es probable que lo uses todos los días. Y si tiene un espacio limitado para secar los platos en la encimera, tener uno que pueda ponerse en el fregadero o que se pueda plegar y ocultar de manera fácil puede evitar que se estruje las manos con la vajilla.

 

Entonces, ¿qué hay que buscar en este escurreplatos zara home imprescindible de la cocina? Bueno, en primer lugar, hay opciones para utilizar sobre una zona de escurrido existente, pero hemos incluido ciertas opciones estupendas si su fregadero no posee tabla de secado. A continuación, tienes que tener en cuenta si vas a dejar su nueva reja de secado al lado del fregadero o quieres una que se pliegue. Si es lo primero, el aspecto es una consideración esencial.

Si vives solo o con tu pareja, es probable que tengas menos platos que lavar. En un caso así, un escurridor de platos más pequeño va a ser suficiente. No obstante, si se trata de una familia, deberías comprar un escurreplatos grande en el que quepan de forma cómoda múltiples platos, tazas y cubiertos. Algunos escurreplatos asimismo ofrecen un espacio para secar ollas y sartenes.

Los distintos escurreplatos tienen distintas sistemas de drenaje. Algunos tienen una tabla debajo del escurridor que se inclina por una parte para dirigir el agua hacia el fregadero. Otros tienen un pico que se puede abrir para dejar salir el agua.

 

Antes de comprar, ten en cuenta que no se habla sólo de su apariencia, sino que tienes que meditar en las encimeras de tu cocina y en el espacio del que dispones. Si acostumbras a fregar mucho, un escurreplatos de dos pisos te evitará ocupar demasiado espacio. O, si solo precisas escurrir tazas y vasos, a veces un tapete puede ser menos intrusivo. Si tienes un lavavajillas, solo necesitarás espacio para todo cuanto no sea apto para lavavajillas (si bien contribuye a tener bastante espacio para una carga completa en el momento en que el lavaplatos ahora está lleno).

Los escurreplatos metálicos tienden a ser mucho más libres, lo que permite que el aire circule para secar los objetos más velozmente. También proponen un mejor soporte para la vajilla y los vasos, con lo que deberían permanecer seguros mientras se secan. Uno de los problemas del metal es que puede rayar los objetos delicados, como sartenes o platos especiales. O sea singularmente cierto en el caso del acero inoxidable, que es mucho más rígido y no tiene elasticidad.