▶ Albornoz Louis Vuitton

Nos complace prestar a nuestros clientes del servicio una amplia y extensa selección de albornoces de calidad hotelera, fabricados con materiales de la mejor calidad, y nuestro propósito es ofrecer modelos que se ajusten a todos los capitales y a todos los clientes del servicio. Para ponértelo un poco mucho más simple, aquí te mencionamos ciertos de nuestros albornoces más vendidos.

El material de tu albornoz marca gran diferencia en la manera en que se siente y marcha. Sin embargo, antes de seleccionar el material, hay que tener en cuenta las causas primordiales por las que se compra un albornoz. Si es primordialmente para mantenerse seco, debes elegir un albornoz con materiales absorbentes. Si quieres sostener el calor corporal, tienes que escoger un material con bolsas de aire. Si quieres utilizarlo como ropa de reposo, lo idóneo es que adquieras un albornoz con un material rápido y suave.

 

Elije las medidas de tu albornoz consecuentemente. Si deseas un albornoz mucho más cómodo, elije una talla superior a la estándar. Escoge un largo que te resulte cómodo, así sea por el suelo o por debajo de la rodilla; puedes comprar una talla menos, pero si quieres lujo y comodidad, elige la talla mucho más estándar. El ajuste vertical de la opción mejor te ayudará a hacer la decisión perfecta y a sentirte igualmente cómodo y relajado.

La combinación de microfibra y algodón es muy conveniente, puesto que combina las virtudes de dos materiales. En este género de batas, la área interior es de rizo de algodón y la cubierta exterior está forrada de microfibra. Estas batas de doble capa tienen una capacidad de absorción de agua, tienen un aspecto muy elegante, son ligeras y son baratas. De ahí que, los albornoces de microfibra y rizo de algodón se usan a menudo en hoteles y spas de gran lujo.

Los albornoces son una inversión en su comodidad y estilo de vida. Resguardan tu cuerpo del frío y te envuelven lujosamente en calor. Por eso, no es de extrañar que se les llame a menudo prendas de confort. Entre las numerosas opciones libres, puede ser realmente difícil hallar el albornoz perfecto. No obstante, si tienes presente los consejos anteriores, vas a poder reducir tus opciones y escoger con seguridad el albornoz adecuado.