Mantas eléctricas: Catálogo online

Cuando necesitas un poco de calor extra (y no quieres subir el termostato) durante las frías noches de invierno, una manta eléctrica puede ser de gran ayuda. Pero antes de comprarla, hay varias opciones a considerar y precauciones de seguridad que debe conocer. A continuación te explicamos cómo asegurarte de que recibes la mejor (¡y más segura!) manta eléctrica.

 

Selección de mantas eléctricas para comprar por Internet

A continuación puedes ver una selección que hemos realizado de las mejores opciones para la compra de mantas eléctricas por Internet. Pasar frio durante este largo invierno ya no será una opción con estos estupendos productos que puedes recibir en la comodidad de tu domicilio.

 

¿En que me debo fijar para comprar una manta eléctrica?

Las mantas eléctricas suelen estar hechas de microfibra de poliéster o de lana. No dejes que la palabra poliéster te desanime; estas mantas suelen ser súper suaves y de felpa. A veces puedes encontrarlas hechas de acrílico (que no se siente tan bien) o de algodón (que es más inflamable), pero tu mejor opción es el poliéster.

Muchas mantas vienen con múltiples ajustes para que puedas ajustar el calor a tu gusto. Algunas incluso ofrecen calefacción doble con dos mandos a distancia para que la utilicen tanto usted como su compañero de cama. La longitud del cable puede variar dependiendo de cada modelo; asegúrese de comprar uno lo suficientemente largo para que llegue a su cama cuando esté enchufado.

Importante!
Cuando use una manta eléctrica, siempre debe estar plana (nunca doblada o arrugada) para evitar la acumulación excesiva de calor. Y no debe haber nada encima de la manta, es decir, ni usted, ni otra manta, ni ningún objeto como una almohada o un libro. Esto puede atrapar el calor y dañar las bobinas dentro de la manta. Y, por supuesto, nunca dejes la manta encendida cuando no esté en uso. Opte por una que tenga una función de apagado automático en caso de que se olvide.

Aunque «eléctrico» es a menudo sinónimo de «manténgase alejado del agua», muchas mantas eléctricas se pueden lavar a máquina para facilitar su cuidado. Asegúrese de seguir las instrucciones de la etiqueta de cuidado y retire el cable, los mandos a distancia y cualquier otro accesorio. Revise el embalaje para ver si la manta se puede lavar en la lavadora antes de comprarla.

Si cuida y utiliza correctamente una manta eléctrica, puede durar hasta 10 años. Si nota que el calor no parece distribuido uniformemente o si la manta está descolorida en ciertos puntos (una señal de que hay una quemadura interna), es hora de conseguir una nueva.

 

Valoraciones acerca de mantas eléctricas

Gracias a las valoraciones de los usuarios que han comprado mantas eléctricas en nuestra web, podemos evaluar cual puede ser el producto mas adecuado para el uso que vamos a hacer en nuestro día a día. Estas reseñas tienen una gran importancia y siempre es apropiado leerlas a fondo antes de realizar nuestra compra.

 

Artículos relacionados con mantas eléctricas

Si te han gustado nuestras mejores mantas eléctricas para comprar online, te recomendamos estos productos textiles que se muestran a continuación: